• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
Lima, 16 de octubre de 2017
BUSCADOR
Buscar
 

Alerta Digital

Imprimir Compartir  
Wilder Rojas

Reglas claras de juego

Martes 25 de junio de 2013 - 12:40 p.m.
\n Una de las condiciones para que un país consolide su crecimiento económico y pase al nivel de sociedad desarrollada y preferida por los inversionistas, es que tenga una alta confiabilidad en su sistema judicial. Que el Estado ofrezca seguridad a la población, que las reglas de juego sean democráticas y no cambien las leyes. El gobierno debe emitir señales prístinas de cero corrupción, del combate decidido a esta lacra que es factor de atraso y desmotiva al inversor.
\n
\n  
\n
\n Esta condición ha permitido que muchos países encontraran el camino del desarrollo, dejando atrás modelos confusos y perversos –que cambiaban de acuerdo al gobernante de turno -, para emprender una ruta que hoy los ubica entre los líderes del mundo. Son modelos a estudiar y ver qué es lo que hicieron bien –y qué hicieron mal –para no repetirlo. 
\n
\n  
\n
\n ¿Cuánto saben nuestros escolares, universitarios y empresarios sobre los procesos históricos de los países que hace 50 años eran pobres y hoy son líderes? Para completar la pregunta y apuntar al verdadero objetivo, debo decir: ¿Qué saben los políticos peruanos sobre lo que hicieron Japón, Corea del Sur, Taiwán, entre otros países, para salir rápidamente de la pobreza?
\n
\n  
\n
\n Estos países, ayer eran sociedades que perdían tiempo, que no aprovechaban el valor de la educación, que sobreexplotaban sus recursos sin dejarles beneficios, que se perdían en las garras de la corrupción. Eran sociedades con una clase media pequeña, sin fuerza; con un grupo pequeñísimo de millonarios que preferían invertir fuera de sus fronteras (o llevar afuera sus inversiones), porque temían los repentinos cambios, los caprichos de los gobernantes. 
\n
\n  
\n
\n Cuando estos grupos de poder (los millonarios o empresarios) seguían creciendo y ganando más presencia, era porque estaban aprovechándose del sistema, muchas veces fomentando o solventando la corrupción de funcionarios. Esto producía en ellos la gran ambición de tentar el poder, de gobernar el país y desde esa posición generar “mejores negocios”.
\n
\n Para no gastarnos en ejemplos y ahorrar tinta, basta solo ver lo que sucede con Venezuela y los países que le siguen. Ese camino el Perú ya lo ha transitado dolorosamente y, por lo tanto, hemos perdido importantes hitos en nuestra historia en el que hemos podido alcanzar la cima. Sin embargo, la ceguera de los gobernantes y los empresarios no les permitió ver la oportunidad. No estaban preparados. 
\n
\n  
\n
\n En estos meses se siente en el ambiente y la gente lo conversa abiertamente, preguntándose si es que realmente estamos al borde de volver a cometer el mismo error de siempre: cambiar las reglas de juego y desacelerar el crecimiento.
\n
\n  
\n
\n Las personas comentan que desde el gobierno no hay señales claras, que los interlocutores son imprecisos, que pareciera que todo está planificado para que la familia Humala intente quedarse cinco años más.
\n
\n  
\n
\n El efecto de esta ambivalencia, de este peligroso juego de moverse de acuerdo a las encuestas, de querer ordenar a la población como si estuvieran en un cuartel, tiene que parar por el bien del país. Y el único que puede hacerlo es el Presidente Ollanta Humala. Es fácil ponerle fin a este estado de incertidumbre, para pasar a preocuparnos en la falta de inversión de las regiones. Para exigirles a los presidentes regionales que se pongan a trabajar y respondan a las poblaciones que piden hospitales, colegios, carreteras y trabajo.
\n
\n  
\n
\n Si las señales que emite Palacio de Gobierno son difusas y con efectos letales para la democracia y la inversión, estaremos volviendo a los años del primer quinquenio fujimorista que en vez de gobernar en bien del país, se dedicó a preparar su reelección y dejó que la recesión se apoderará del país.
\n
\n  
\n
\n Esta preocupación no debe ser solo de sindicalistas, políticos de oposición, analistas y periodistas; los empresarios también deben emitir su opinión y exigir reglas claras.
Calendario de Eventos
Copyright © 2012 Media Comm - Todos los Derechos Reservados. \n Jirón Orejuelas 226, Surco, Lima 33 – Perú - Central Telefónica: (+511) 627-5520